5 Razones de Dolor Dental en Niños

1. Erupción de dientes de leche (niños entre 0-3 años)

Normalmente, los primeros dientes de leche salen a partir del sexto mes de vida. Sin embargo, el momento exacto es diferente para cada niño. En algunos casos, los dientes salen antes del sexto mes y existen niños que incluso nacen con dientes de leche. A los 3 años de vida, la mayoría de los niños tienen su dentición temporal completa (20 dientes). Algunos dientes erupcionan fácilmente, otros tardan más y el proceso para algunos niños puede ser incómodo e incluso doloroso. Pueden estar irritables, algunos hasta llegan a tener fiebre y parecen enfermos durante la erupción dentaria.

¿Qué se puede hacer? Desafortunadamente, el dentista en esta fase puede hacer muy poco. Eso sí, los padres pueden pasarles mordedores llenos de agua fría y dejar que el niño los muerda. Un remedio casero es el té de manzanilla sin azúcar, que se aplica en los rebordes y las encías o que se puede tomar también. Un ligero masaje de los rebordes alveolares con té de manzanilla también puede ayudar a aliviar el dolor.

2. Fiebre y resfriados (todas las edades en niños pequeños)

A algunos niños les duelen los dientes cuando están resfriados o tienen una gripe. La mayoría de las veces, el dolor es solo un efecto secundario del resfriado común. Tan pronto como el resfriado desaparece, el dolor en los dientes y en la boca suelen desaparecer también.

¿Qué se puede hacer? En caso de un resfriado o una gripe, es muy importante que el niño pueda recuperarse tranquilamente. Por lo tanto, uno debe preocuparse que el niño duerma y beba mucho y, si es necesario, reciba medicamentos para aliviar el dolor o bajar la fiebre

3. Úlceras en la boca (a cualquier edad)

A veces, las aftas, que se desarrollan por diferentes motivos pueden provocar dolor, que los niños describen como “dolor de muelas”. Sin embargo, les duelen las encías o las mucosas. Las úlceras bucales suelen curarse por sí solas después de unos días. Sin embargo, el dolor a veces es tan intenso que el niño no quiere comer y llora.

¿Qué se puede hacer? Algunas hierbas de uso casero pueden aliviar la sintomatología: se puede usar manzanilla fría o té de salvia como enjuague bucal. También existen tinturas naturales de mirra o ruibarbo, que tienen un efecto astringente, es decir, aseguran que el tejido muerto se desprenda. 

4. Caries en niños (a cualquier edad)

En el caso de la caries dental, lo único que ayuda es ir al dentista. Afortunadamente, la mayoría de los dentistas hoy en día están bien preparados sin dejarles un mal recuerdo de la visita al dentista.

¿Cómo evitar caries en la infancia? Deben evitarse los dulces, las mamaderas de por medio y la administración habitual de jugos de frutas u otras bebidas azucaradas. Sin embargo, lo más importante para mantener los dientes de los niños sanos es el cepillado, que debe comenzar con el primer diente de leche y ser realizado por un adulto. La pasta dental infantil debe contener flúor para evitar la aparición de caries.

5. Pérdida de dientes de leche (niños a partir de los 4 años)

La pérdida de los dientes de leche y la consiguiente erupción de los dientes permanentes se produce entre los 4 y los 11 años. La gran mayoría de los niños pierden su primer diente alrededor de los 6 años. La mayoría de los niños cambian los dientes gradualmente. Algunos niños pueden experimentar dolor al comer por los dientes o cuando erupcionan los molares definitivos de los 6 años.

¿Qué se puede hacer? En esta etapa es relevante eliminar los temores de los niños  que podrían tener algo que ver con la pérdida inminente de sus dientes. Hasta el día de hoy es de gran ayuda el cuento del hada de los dientes o del ratoncito que contribuyen a que este proceso de cambio dentario sea divertido.

Más textos para ti

El dolor dental en niños entre los 4 a 6 años puede tener diversas causas. Algunas de las causas más comunes te las comentamos aquí.

Imagina saborear tu helado favorito o disfrutar de una bebida caliente en una tarde fría. Sin embargo, en lugar de placer, sientes una punzada de dolor agudo en tus dientes. Esto es lo que experimentan muchas personas que padecen de hipersensibilidad dental.

La sonrisa de un niño es un tesoro inestimable, un reflejo de su alegría y bienestar. Como padres y cuidadores, anhelamos ver esa sonrisa deslumbrante y saludable en el rostro de nuestros pequeños, pero para lograrlo, es esencial inculcar desde temprana edad los hábitos de higiene bucal adecuados.

Excelente servicio, fácil de llegar y cómodos estacionamientos.un equipo de trabajo estupendo 100% recomendable.

Ver todos los recensiones en Google Maps: https://maps.app.goo.gl/NG6n2woXBj6JjDqj7